• Oramos por Timor Oriental

    Como familia de Cita con la Vida, creemos en el poder de un pueblo que se une para interceder por aquellos que aún no conocen a Jesús. Por eso, en nuestras reuniones generales, dedicamos un tiempo especial para enfocarnos en un país y conocer más acerca de sus raíces, su idiosincrasia y, sobre todo, sus necesidades integrales. Sabemos que a través de la oración eficaz podemos colocar nuestros pies en tierras lejanas y reclamarlas para el Reino de los Cielos, creyendo que cada semilla sembrada dará fruto a su tiempo, y será un fruto abundante, para que el Nombre del Señor sea exaltado…¡Hasta lo Último de la Tierra! ¡Vos también…

  • Oramos por Taiwán

    Como familia de Cita con la Vida, creemos en el poder de un pueblo que se une para interceder por aquellos que aún no conocen a Jesús. Por eso, en nuestras reuniones generales, dedicamos un tiempo especial para enfocarnos en un país y conocer más acerca de sus raíces, su idiosincrasia y, sobre todo, sus necesidades integrales. Sabemos que a través de la oración eficaz podemos colocar nuestros pies en tierras lejanas y reclamarlas para el Reino de los Cielos, creyendo que cada semilla sembrada dará fruto a su tiempo, y será un fruto abundante, para que el Nombre del Señor sea exaltado…¡Hasta lo Último de la Tierra! ¡Vos también…

  • Oramos por Singapur

    Como familia de Cita con la Vida, creemos en el poder de un pueblo que se une para interceder por aquellos que aún no conocen a Jesús. Por eso, en nuestras reuniones generales, dedicamos un tiempo especial para enfocarnos en un país y conocer más acerca de sus raíces, su idiosincrasia y, sobre todo, sus necesidades integrales. Sabemos que a través de la oración eficaz podemos colocar nuestros pies en tierras lejanas y reclamarlas para el Reino de los Cielos, creyendo que cada semilla sembrada dará fruto a su tiempo, y será un fruto abundante, para que el Nombre del Señor sea exaltado…¡Hasta lo Último de la Tierra! ¡Vos también…

  • Oramos por Rusia

    Como familia de Cita con la Vida, creemos en el poder de un pueblo que se une para interceder por aquellos que aún no conocen a Jesús. Por eso, en nuestras reuniones generales, dedicamos un tiempo especial para enfocarnos en un país y conocer más acerca de sus raíces, su idiosincrasia y, sobre todo, sus necesidades integrales. Sabemos que a través de la oración eficaz podemos colocar nuestros pies en tierras lejanas y reclamarlas para el Reino de los Cielos, creyendo que cada semilla sembrada dará fruto a su tiempo, y será un fruto abundante, para que el Nombre del Señor sea exaltado…¡Hasta lo Último de la Tierra! ¡Vos también…

  • Oramos por Pakistán

    Como familia de Cita con la Vida, creemos en el poder de un pueblo que se une para interceder por aquellos que aún no conocen a Jesús. Por eso, en nuestras reuniones generales, dedicamos un tiempo especial para enfocarnos en un país y conocer más acerca de sus raíces, su idiosincrasia y, sobre todo, sus necesidades integrales. Sabemos que a través de la oración eficaz podemos colocar nuestros pies en tierras lejanas y reclamarlas para el Reino de los Cielos, creyendo que cada semilla sembrada dará fruto a su tiempo, y será un fruto abundante, para que el Nombre del Señor sea exaltado…¡Hasta lo Último de la Tierra! ¡Vos también…

  • Oramos por Omán

    Como familia de Cita con la Vida, creemos en el poder de un pueblo que se une para interceder por aquellos que aún no conocen a Jesús. Por eso, en nuestras reuniones generales, dedicamos un tiempo especial para enfocarnos en un país y conocer más acerca de sus raíces, su idiosincrasia y, sobre todo, sus necesidades integrales. Sabemos que a través de la oración eficaz podemos colocar nuestros pies en tierras lejanas y reclamarlas para el Reino de los Cielos, creyendo que cada semilla sembrada dará fruto a su tiempo, y será un fruto abundante, para que el Nombre del Señor sea exaltado…¡Hasta lo Último de la Tierra! ¡Vos también…

  • Oramos por Nepal

    Como familia de Cita con la Vida, creemos en el poder de un pueblo que se une para interceder por aquellos que aún no conocen a Jesús. Por eso, en nuestras reuniones generales, dedicamos un tiempo especial para enfocarnos en un país y conocer más acerca de sus raíces, su idiosincrasia y, sobre todo, sus necesidades integrales. Sabemos que a través de la oración eficaz podemos colocar nuestros pies en tierras lejanas y reclamarlas para el Reino de los Cielos, creyendo que cada semilla sembrada dará fruto a su tiempo, y será un fruto abundante, para que el Nombre del Señor sea exaltado…¡Hasta lo Último de la Tierra! ¡Vos también…