Así Vivimos “Soy Influencia”

Cada año en Córdoba, Argentina, miles de jóvenes nos damos cita en Semana Santa con el único objetivo de exaltar el Nombre del Señor. Este año, recibimos a representantes de los cinco continentes. Las expectativas fueron muchas, ya que el Congreso celebraba su 25 Aniversario. Aunque todo comienzo es pequeño, el esfuerzo, la perseverancia y la fe puesta en una palabra nos han permitido continuar pese a los obstáculos.

Desde el inicio de la primer plenaria fuimos motivados a salir de las 4 paredes. Pero, ¿qué significa esta expresión?

El enfoque del verdadero Evangelio tiene que ver con transmitir las Buenas Noticias y lo que significa seguir a Jesús. Como cristianos, por años hemos creído que debemos extendernos sólo en el templo; mejorar las canciones, incluir la última tecnología, desarrollarnos de manera eficaz en nuestras actividades de voluntariado, etc, (la lista puede ser interminable). No obstante, en palabras del Dr. Alberto Mottesi,

“fuimos creciendo en un triunfalismo constante que nos hizo olvidar lo que significa la tarea de predicar”.

Durante muchos años, ha estado presente una falsa interpretación de que la iglesia no debe mezclarse con el mundo. Pero este concepto está desvirtuado. Jesús andaba entre la gente, iba a donde estaba la necesidad. Lo que Él hizo fue acercar el Reino a la tierra. Y esa es nuestra responsabilidad hoy.

Podemos decir que cada una de las conferencias tuvo un carácter apostólico que nos inspiró a recuperar los dominios que le pertenecen a nuestro Creador. El arte, la política, la medicina, la economía, etc, son áreas que le pertenecen a los hijos de Dios. Debemos estar presentes en estos lugares y no huir de ellos. Si Dios puso en tu corazón el anhelo de cumplir Su propósito a través de estas áreas, no te rindas. El camino tal vez sea difícil porque, ya lo dijo el tío Ben, “un gran poder, conlleva una gran responsabilidad.” No tengas miedo. Dios te eligió, Él te va a patrocinar.

¡Hasta lo último de la Tierra!